Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Citricultura

16/06/2019

Más controles para que no ingrese el HLB

Con la campaña “Stop al HLB”, las asociaciones Citrícola y Fitosanitaria del NOA dieron a conocer el plan de controles para prevenir la aparición de la enfermedad.
CONTROLES. Hay 13 puestos de control zoofitosanitario repartidos en las provincias de Catamarca, Jujuy, Salta y Tucumán.

En el marco del Congreso Nacional de Citricultura que se realiza en Tucumán, ACNOA (Asociación Citrícola del NOA) y AFINOA (Asociación Fitosanitaria del NOA) lanzaron la campaña denominada “Stop al HLB” con el objetivo de alertar sobre los controles que se efectúan para prevenir el ingreso de la enfermedad a la región. Ni frutas, ni plantas cítricas, ni envases usados se podrán ingresar al NOA si no cumplen con las normativas establecidas por resoluciones tanto nacionales como provinciales. Sólo un insecto infectado o una sola planta enferma basta para poner en peligro a la citricultura de toda la región.

En el NOA, la zafra se inicia a fines del mes de marzo y se extiende hasta mediados de septiembre. Ante la amenaza del HLB, se extreman las medidas de control en los puestos fijos de control con el accionar combinado de las patrullas móviles.

“En el NOA existen 13 puestos de control zoofitosanitario ubicados en las provincias de Catamarca, Jujuy, Salta y Tucumán, con 90 agentes presentes las 24 horas los 365 días del año. En estos puestos se realiza la inspección de los vehículos que ingresan, ya sean particulares o con cargas comerciales. Los agentes controlan lo que se transporta y decomisan cítricos, plantas y envases que no responden a las normativas establecidas por resoluciones tanto nacionales como provinciales. Además, el NOA cuenta con 4 patrullas móviles en Tucumán, se trata de camionetas con técnicos y personal de seguridad que revisan las cargas y la documentación en rutas provinciales y nacionales. Un sistema que está operativo desde el 2.017 en Tucumán y éste año se extendió a las provincias de Salta y Jujuy para brindar soporte a los puestos fijos y hacer más eficiente el trabajo de control. A su vez, toda la información de los decomisos es recepcionada de manera on line por el Centro de Monitoreo Satelital”, expresó el ing. agr. Antonio Bellomio, coordinador de Barreras NOA.

Desde la puesta en funcionamiento del sistema integrado (puestos fijos + patrullas móviles), con el accionar en conjunto entre ACNOA, provincias, SENASA y AFINOA, en total se realizaron más de 1.100 decomisos. El especialista agregó, “es importante comprender que la cantidad se fracciona en diversos kilajes, incluso de hasta menos de un kilo. También se decomisaron plantas cítricas caseras o precedentes de viveros no certificados, lo que las hace altamente peligrosas. Toda la mercadería que se detecta siendo transportada de forma ilegal, sin la documentación correspondiente (DTVe y/o autorización de SENASA), es destruida rápidamente bajo la inspección profesional de las instituciones competentes”. 

Sólo un insecto portador de la enfermedad o una sola planta enferma con HLB basta para infectar a toda una región.

Por esto, no se puede trasladar al NOA fruta cítrica a granel sin proceso, proveniente del resto de territorio argentino ya que está prohibido por resolución del SENASA para evitar la propagación de HLB. Para que la fruta pueda ingresar a las cuatro provincias del NOA, que fue declarada Área Protegida de HLB por el SENASA, deberá “ser previamente procesada y embalada en envases contenedores de primer uso”. Se entiende por proceso a la eliminación de todo resto vegetal suelto o adherido a la fruta, su desinfección, lavado y cepillado. Tampoco se pueden ingresar al NOA cajones de madera usados, así como envases plásticos con resto vegetal. Únicamente pueden ingresar envases nuevos o desinfectados. “Los cítricos cumplen un rol importante en la economía del noroeste argentino. La actividad genera 50.000 puestos de trabajo directo. Entre todos podemos prevenir el ingreso del HLB”, finalizó.

¿QUÉ ES EL HLB? De acuerdo con información de la Secretaría de Agroindustria, el Huanglongbing (HLB) es considerado como la enfermedad más destructiva de los cítricos y para la cual, hasta
el momento, no existe cura posible. Detectado originalmente en China, el HLB se ha expandido por la mayoría de los países citrícolas de Asia, África y América.

En los últimos 6 años ha mostrado un preocupante avance sobre nuestro continente (Brasil, Estados Unidos, Cuba, México, Belice, Nicaragua, Honduras y República Dominicana), provocando una pérdida importante en la producción en poco tiempo. El HLB se propaga rápidamente y todas las variedades cítricas comerciales son susceptibles de su afección. Hasta el momento, no se conocen métodos efectivos para su control. En los últimos seis años la enfermedad ha mostrado un preocupante avance en todas las zonas citrícolas del mundo y especialmente sobre el continente americano. El HLB no afecta la salud humana. Dichos hongos, bacterias o virus causan enfermedades sólo en las plantas, sean estas silvestres o cultivadas, es decir, son específicos de las plantas y no transmisibles al hombre.

Los síntomas del HLB en las plantas muestran un amarillamiento difuso asimétrico las hojas, nervaduras engrosadas y defoliación, frutos deformes con engrosamiento de la cáscara y caída prematura de los mismos. Se recomienda a los productores y a quienes tengan plantas cítricas en sus casas que las revisen periódicamente y, ante cualquier duda o cambio, comunicarse con el SENASA a través de la app para Android Alertas Senasa; el número telefónico 0800-999-2386 o el email alertahlb@senasa.gob.ar

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *