Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

02/12/2018

“Las empresas nos exponemos a una volatilidad muy violenta”

Federico Trucco, Director Ejecutivo de Bioceres, comentó a PERFIL cuáles son los planes de la empresa en lanzamientos biotecnológicos.
EXPANSIÓN. Según Federico Trucco, Bioceres piensa seguir presentando nuevos materiales biotecnológicos durante 2019.

El 2018 será recordado por Bioceres como el año donde hicieron lanzamientos innovadores para la agricultura local y hasta mundial, con los nuevas variedades de trigo y soja tolerantes a sequía. Federico Trucco, Director Ejecutivo de Bioceres, conversó con PERFIL sobre los planes de la empresa.

—¿Qué significan los nuevos lanzamientos para Bioceres?
—Estamos muy contentos porque en la segunda mitad del año donde podemos empezar a mostrar cosas concretas y reales, en las que veníamos trabajando desde hace muchísimo tiempo. El trigo HB4 (tolerante a sequía y resistente a glufosinato de amonio) empezó en la década del ‘90 en el área académica, en 2003 en Bioceres y en 2007 a campo. Son cosas que se cocinan a fuego lento pero que después nos permiten tener tecnologías únicas y eso es lo que nos llena de orgullo y satisfacción.

—¿Cómo nació la empresa?
—Se formó en 2001 casi como una cooperativa de productores que vieron en la biotecnología una oportunidad para crecer en sus negocios y en la ciencia argentina una capacidad que no se estaba aprovechando del todo, especialmente en lo que tiene que ver con las ciencias de la vida. Es el único país de América Latina que tiene tres premios Nobel. Hoy es una empresa que tiene más de 320 accionistas, que hace poco anunció su salida a la Bolsa de Nueva York, como la primera empresa biotecnológica en un mercado como el de Wall Street.

—¿Cómo está estructurado el negocio en los mercados?
—Nuestro principal negocio sigue siendo Argentina, luego tenemos una presencia permanente en Brasil y Paraguay, nuestra idea es crecer en otros países de Latinoamérica, tenemos personal propio en Uruguay, Bolivia y Colombia. Eventualmente, tenemos presencia en Norteamérica, donde hoy estamos asociados con varias compañías, así como una parte de Europa donde algunos productos están presentes. Nuestro destino final es Asia, no tanto hoy como mercado de nuestros insumos y tecnologías, sino como destino de la producción de nuestros clientes, como soja, trigo y maíz.

—¿De qué manera ingresan en nuevos mercados?
—Cuando abrimos un mercado lo hacemos con productos emblemáticos. Desde 2016 incorporamos al grupo a la empresa Rizobacter, conocida desde hace 40 años por los inoculantes. En ese espacio somos líderes a nivel mundial, con un 20% de participación de mercado. Una vez que tenemos una relación con los clientes a partir de estos productos, comenzamos a llevar las tecnologías de
adyuvantes, tensioactivos de alta performance para usar más eficientemente los fitosanitarios y eventualmente las soluciones de nutrición, donde tenemos una tecnología muy particular que nos permite darle los nutrientes a la planta en microgránulos.

—¿Qué estrategia tienen para ir sorteando los vaivenes que tiene la economía argentina?
—Hay una palabra que está de moda que es resilencia y Argentina es un lugar donde se incuba resilencia en todos los sentidos, desde la familia que tiene que atender sus necesidades cotidianas, hasta las empresas que nos exponemos a una volatilidad muy violenta. Como alguien dijo, “lo que no te mata te hace más fuerte” y al final del día, eso nos está ayudando a ser una mejor empresa.

TRIGO TOLERANTE A SEQUÍA. Hace pocos días Bioceres presentó el nuevo trigo HB4 con tolerancia a sequía, al que solo le falta la aprobación de la Dirección de Mercados de la Secretaría de Agroindustria de la Nación para liberar su comercialización a los productores. El interrogante es la aceptación del mercado brasileño para la compra de este trigo.

Al respecto, Pedro Vigneau, ex presidente de Aapresid expresó: “Hoy la aprobación depende de la Dirección de Mercados. Ahí hay un freno. Tal vez deberíamos ir juntos a hablar a Brasil para mostrar que no tiene ningún tipo de riesgo. No deberíamos tener muchos problemas con Brasil que tiene su agroindustria muy valorada también y ha abrazado la biotecnologia porque ha visto los beneficios que le ha entregado. Incluso tienen caña de azúcar mejorada geneticamente para la producción de etanol. Creemos que tiene que haber un esfuerzo político para alinear estas cuestiones e insisto que Brasil debiera ser un socio pro biotecnologia, y nosotros bregamos para que eso suceda.”

Vigneau agregó sobre el nuevo evento triguero: “Que argentina pueda ser el primer país en el mundo en contar con una tecnología 100% nacional de trigo tolerante a sequía debería llenarnos de orgullo porque ademas de ser un desarrollo netamente local, ademas puede ponernos a jugar en las ‘grandes ligas’ de la biotecnología mundial. Además supone nuevas inversiones para un país que apunta a la ciencia. Desde nuestra institución apoyamos este tipo de movidas por eso estamos firme apoyando esta tecnología. La biotecnologia ha sido un avance importante para estabilizar producciones, usar menos fitosanitarios y tambien resguardarnos de eventos climáticos como la sequía.”

Por Luis Machado para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *