Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

30/12/2018

El girasol es un cultivo “en peligro de extinción”

CRA alertó que el mercado del girasol está cartelizado ya que "una oferta atomizada compite contra una demanda oligopólica en la cual solo tres firmas concentran un 70% del mercado”.
GIRASOL. Los precios están en baja por una buena cosecha en el hemisferio norte y en Argentina el mercado está cartelizado.

El girasol es un cultivo en “peligro de extinción” en la Argentina. Lo advirtió Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), a través de un comunicado, describió que el mercado de este grano está cartelizado. Es “una oferta atomizada compite contra una demanda oligopólica en la cual solo tres firmas concentran un 70% del mercado”, acusó CRA. Sin un valor de referencia claro en los mercados, “la transparencia en la dinámica de precios está condenada, y su presencia se nota con mayor sensibilidad en momentos de baja de precios”.

CRA analizó los fundamentos de la baja del precio internacional de 17%, justificada en el hecho de que la cosecha mundial anterior había sido mala principalmente en Ucrania y Rusia, con unas 600 mil toneladas menos de producción en la comparativa anual global. Pero que este año, “debido a las excelentes condiciones climáticas en el hemisferio norte la cosecha fue un 6,5% mayor que la anterior y terminaron empujando los precios a la baja. Esto es solo una parte de la película”.

El precio de referencia de Rotterdam aceite bajó hasta tener un equivalente en girasol de US$ 293 la tonelada, a los cuales todavía queda restarle los costos de Fobbing y los derechos de exportación de $4 el dólar, hoy cercamos al 10%. “En cosecha el valor más repetido en las operaciones de venta es de US$ 217 la tonelada. Sensiblemente menor a la capacidad de pago real de la industria que hoy afirma que solo puede pagar $ 400 la tonelada”.

Para la entidad, “la distorsión es tan grande que ya llega a los U$S 43/tn. Y se riñe no solo con las matemáticas sino también con los cálculos oficiales, el Ministerio de Agroindustria pública una capacidad de pago de la industria que hoy marca una diferencia con la pizarra de $830/tn”.

HISTORIA. CRA resaltó que el cultivo de girasol ha sido tradicionalmente importante durante años en regiones como el NOA, Sudoeste y Sudeste pampeanos. “En los últimos 40 años se han logrado avances genéticos que nos permiten obtener mejores cosechas, desde aquellas primeras variedades hasta los híbridos actuales con mejoramientos en rendimiento y sanidad. Un reflejo de esto es la importancia que está tomando en el NOA este cultivo que permite una primicia y a su vez la combinación con un maíz de segunda una herramienta importante en el esquema productivo; solo en Chaco se sembraron 468.000 hectáreas que aportaran el 30% de las 3,5 millones de toneladas esperadas para este cultivo”.

Sin embargo, este avance productivo no tiene como correlato, un desarrollo de mercados que permitan una transparente y ágil comercialización. “Los productores sembraron con una expectativa de precio de U$S 300/tn. Y hoy venden a U$S83 menos y de esos un 52% corresponde a una distorsión del precio ofertado de compra muy difícil de explicar”.

CRA apuntó también que si bien su aceite forma parte de la dieta doméstica, no se han realizado esfuerzos suficientes para mantener activas las exportaciones, ya sea de grano tal cual o de su aceite y expellers. Comparando con la soja, en este complejo hubo “fuertes inversiones en fábricas de molienda y activa exportación del grano tal cual, han permitido tener un mercado activo con muchos actores y garantizando transparencia”.

Lo contrario ocurre con el de girasol, donde el productor sigue cautivo de unos pocos compradores que pagan precios, muchas veces alejados de la realidad internacional del producto en un mercado cartelizado, con prácticas comerciales generalmente viciadas y alejadas de lo que sería contar con mecanismos transparentes e idóneos de formación de los precios. 

Fuente: CRA

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *