Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

04/08/2018

Sarquís: “Nuestras estructuras están muy presentes en el campo”

Super CAMPO entrevistó al ministro de Agroindustria en Buenos Aires, Leonardo Sarquís. El trabajo público-privado es uno de los ejes de trabajo que privilegia el ministerio bonaerense. El acercamiento con los productores como premisa.
DE RONDA. Sarquís participó en varias jornadas de la Expo Ganadera, disertó y hasta entregó premios a algunos cabañeros campeones. “En la provincia tenemos 135 municipios, 128 con actividad agroindustrial”, señaló.

Leo Sarquís tiene muchas horas de viaje a la semana, a juzgar por la cantidad de jornadas, eventos y presentaciones en los que está presente en su labor ejecutiva. Se lo suele encontrar siempre con tono afable y ganas de conversar. En un alto en Palermo, durante la Expo Ganadera, SuperCAMPO pudo entrevistarlo para conocer un poco más del avance de la gestión en estos 29 meses de actividad donde analizó cómo trabajan en el largo plazo cuando la coyuntura aprieta.

—¿Se puede planificar en la gestión y no caer en la tentación del día a día?
—La coyuntura siempre te lleva puesto pero lo importante es tener objetivos claros y consensuados como lo hacemos con la gobernadora (M. Eugenia) Vidal y con el presidente (Mauricio) Macri sobre qué queremos en materia agroindustrial. Se pueden atender ambas cosas. Es entender el sentido de lo importante y lo urgente. Somos un país coyuntural, siempre pensando en el día a día, pero cuando comienza a haber reglas claras con escenarios lógicos se puede despegar.

—¿Aquí se enmarca el proyecto con Bioceres?
—Si. Tiene que ver con la innovación, la biotecnología, la bioeconomía. Creamos el ‘Plan de Bioeconomía Provincial’ de hecho es el primer plan provincial en el tema-. Estamos definiendo un mapa de biomasa mostrando a los inversores las posibilidades de hacer bioenergía en la provincia y el apostar la posibilidad de hacer convenios público/privados. También queremos mostrar que Buenos Aires es la provincia que tiene más del 50% de la actividad agroindustrial del país, y marcar punta con la empresa más importante a nivel de biotecnología de Latinoamérica. Nos aportamos mutuamente.

—¿Es raro escuchar de proyectos de biomasa en la provincia de Buenos Aires?
—No. Es porque no estamos acostumbrados. Hay cosas palpables como la empresa española que se asoció con una multinacional de maíz en Rojas para hacer un proyecto de biogás para electricidad, con una inversión de casi u$s70 millones y que van a invertir casi 300 en dos o tres años, y va a permitir que la gente de Rojas pueda pagar en poco tiempo un 20 o 30% menos el Kw respecto a hoy.

—¿Cuáles son los pasos firmes que creen haber dado en la agroindustria provincial?
—Creo que hemos dado muchos pasos como con el trigo. Agroindustria es un montón de disciplinas. En la provincia tenemos 135 municipios, 128 con actividad agroindustrial y tenemos 6 regiones agroclimatológicas con políticas diferenciadas. Y cuando se suman los distintos sectores de la agroindustria todos tienen que ver con más del 50% de lo que pasa en el país.

—¿Qué área crees que tiene deudas pendientes?
— El sector lechero es uno complicado pero viene con dificultades que escapan a la gestión. Si no es por el precio, es por la exportación, por la sequía, por la inundación.

—¿Y cómo lo logran otros? ¿Qué se puede hacer?
—Argentina va por el buen camino respecto que está trabajando en políticas públicas con la participación público/privada. Siempre hubo un divorcio con lo público y lo privado. Este gobierno está tratando de unir. El Estado tiene siempre que estar presente motivando, alentando y no entorpeciendo.

Un salto de calidad en la campaña de trigo. “Si Dios quiere vamos a tener un 13% de aumento de la superficie sembrada de trigo esta campaña respecto de la pasada, cuando todavía quedan unos 15 días para seguir sembrando. Acá se ve un salto de calidad. Sabemos que los productores tuvieron la mejor relación insumo-producto de los últimos 12 años con lo cual no escatimaron esfuerzos en la fertilización. Los costos en dólares no subieron tanto como la inflación con lo cual se puede hacer un buen cultivo, la parte climática viene cotrolada y esto nos permite pensar que la posibilidad de que tener una muy buena campaña de fina es muy sólida”, explicó Sarquís al referirse a las variables positivas que analiza sobre los meses de gestión.

“Desde diciembre del 2015 empezamos a trabajar muy fuerte en cambiar la matriz productiva de la provincia. Sin detrimento del crecimiento de la soja, Buenos Aires necesitaba más trigo y más maíz para tener una rotación adecuada. Para eso trabajamos con capacitaciones en trigo con el INTA, con instituciones, con productores, con municipios para mostrar cómo se pueden hacer mejor las cosas con herramientas financieras, con capacitación, etcétera sabiendo que el productor es muy bueno en lo que hace. Empezamos a dar vuelta esa taba y estamos recorriendo un camino de equilibrio donde lo ideal sería tener un balance entre gramíneas y oleaginosas para aprovechar bien el agua, no tener problemas de erosión, cuidar el suelo y sobre todo llevar adelante una buena rotación. Tenemos que cuidar dos recursos fundamentales que son el agua y el suelo. En eso ponemos muchos esfuerzos de comunicación y sobre todo grandes trabajos en el terreno. Nuestras estructuras están muy presentes en el campo”, alegó el ministro Sarquís.

Por María Lorena Rodríguez para Super CAMPO.

 

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *