Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Economía y mercados

03/06/2018

La pulseada por los aumentos de la carne

Advierten que puede aumentar 10% la carne en las carnicerías. Nueva polémica porque los precios en Liniers se trasladan a la carnicería. Para algunos, es sólo reflejo del mal clima y para otros llegó para quedarse.
Tironeo. Los problemas climáticos parecen haber afectado el ritmo de venta del ganado y también los precios.

En la Argentina se encienden las alarmas, entre otros temas, cuando sube la carne, un bien que se considera emblemático y cuyas oscilaciones de consumo resultan altamente movilizantes para toda la sociedad. Y es que en el país se come una media cercana a los 60 kilos de carne bovina por persona por año, representando uno de los mayores consumos en el mundo de esta proteína.

El caso es que con las últimas subas registradas en el Mercado de Liniers, que para algunos rondó el 20% en mayo, y sumado a los aumentos en las tarifas eléctricas, terminó impactando en un 10% de aumento de la carne en el mostrador esta semana y podría volver a aumentar si la tendencia se mantiene.

Alberto Williams, Presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías explicó: “La semana pasada, en concreto el día miércoles, se pagaron $45 el kilo por los animales grandes y $47, por los más chicos. Si bien luego bajó la hacienda más cara, la otra se mantuvo. Incluso se está previendo que la próxima semana puede haber aumentos del 5% o 7 u 8% más. Con lo cual no descartamos que siga aumentando”, describió Williams en diálogo con Super CAMPO. Para el líder de los carniceros los precios llegan para quedarse. “Sólo que que ver que todos los cortes superan los 100 pesos el kilo. Aplicarle un 8 o 10% sería difícil para el consumo, pero si el precio aumenta el lunes, como están anunciando, volverá a subir en las carnicerías”.

Miguel Schiaritti, presidente de la Cámara de la Industria de la Carne y Derivados de la Argentina (Ciccra) fue muy duro y responsabilizó a una parte de la cadena del aumento: “Da la sensación que todo el tema climático ha generado cambios de precios en el Mercado de Liniers que está queriendo ser utilizado por especuladores, por los vivos y por matarifes que están muy ávidos de ganar plata y están intentando aumentar el 10% el precio de la carne al público, cosa que no se justifica desde ningún punto de vista”.

Schiaritti fue contundente al afirmar que los aumentos de lunes y martes pasados fueron menores al 5% y que en cuanto mejoren las condiciones meteorológicas y se vuelvan transitables los caminos rurales, el precio volvería a bajar porque aumentará la oferta. “Esto ocurre cada vez que los precios se quedan quietos. Debemos esperar a la semana que viene -si no hay más lluvias-, y vamos a ver que los precios van a caer a los valores de hace una semana o diez días”, estimó.

Mas allá de la mala noticia de los precios, los datos indican (ver gráfico) que en el primer cuatrimestre, las exportaciones de carne bovina aumentaron 60% en comparación con igual período del 2017, al sumar 145.276 toneladas equivalentes a res con hueso que, de acuerdo al relevamiento realizado por la Subsecretaría de Ganadería del Ministerio de Agroindustria de la Nación, tuvieron como sus principales destinos a China (37,5%) y la UE(27,9%). Por el lado de los precios resta esperar a la próxima semana. Por lo pronto, el kilo de asado ya está $170/kg. ¿Quién compra la carne para el domingo?

Fuente elaborada en base a datos del INDEC y AFIP.

Por María Lorena Rodríguez para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *