Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

15/05/2018

“Los aeroaplicadores arriesgan mucho”

César Antonietti, presidente de la Federación de Cámaras Agroaéreas (Fearca) dialogó con Super CAMPO sobre una actividad cuestionada desde algunos sectores. Panorama de la actividad e incorporación de nueva tecnología en aeroaplicación.
Los aviones aplicadores de agroquímicos cuentan con tecnología que les permiten pulverizar con gran eficiencia.

La aeroplicación ha incorporado mucha tecnología en los últimos tiempos para realizar trabajos más eficientes en el control de plagas y enfermedades. Para conocer el panorama de la actividad, Super CAMPO conversó con César Antonietti, presidente de la Federación de Cámaras Agroaéreas (Fearca).

Super CAMPO: – ¿Cómo se puede caracterizar la actividad de la aeroaplicación en la Argentina?

César Antonietti: – Entre un 10 y un 14% del área agrícola se pulveriza con avión. No se sostiene con rigor científico que el avión es un peligro para la sociedad, son declaraciones antojadizas pero convenientes políticamente. En la Argentina hay 1.000 agroaplicadores. Hay un porcentaje, que suponemos que llega hasta un 50% que están en regla y eso es una falencia del Estado porque está ausente.

SC: -¿Por qué es tan alto el nivel de informalidad?
CA: – El productor cuando está desesperado porque tiene una plaga que no puede controlar y no hay “piso” para que entre una máquina, va a buscar al aeroaplicador que encuentra para que le haga el trabajo. Es una cuestión de conciencia y compromiso básico. El productor está apurado, contrata a cualquiera, hace mal el trabajo y el avión mata gente, todas las variable se meten en una bolsa negativa para nosotros como colectivo. Y el Estado ausente porque “no puedo parar a un avión”. En este país es lo mismo estar dentro o fuera de la ley, es la gran asignatura pendiente como idiosincracia, tener compromiso con las cosas derechas, la realidad y el ambiente.

SC: – ¿Qué pueden hacer desde su federación?
CA: – La Fearca recomienda a sus asociados que respeten las buenas prácticas de aplicación, somos parte fundamental de la Red de Buenas Prácticas, somos socios de Aapresid, la Cámara de Cereales y de múltiples instituciones que quieren hacer las cosas bien. No nos podemos hacer responsables por los aeroaplicadores que no hacen las cosas bien. Nuestra federación recomienda que sus socios realicen su actividad dentro de la ley, no podemos hacernos cargo de las falencias del Estado como contralor. Nosotros como colectivo quisiéramos que todos estén dentro de la ley, pero una cosa es lo que queremos y otra es la realidad. Nosotros somos un grupo de empresas de aeroaplicadores que buscamos estar dentro de la ley y para pertenecer a la federación hay que estar dentro de la ley y lo certificamos. No es nuestro interés tener gente fuera de la ley. Para estar dentro de la federación hay que pertenecer a una cámara y para ser socio de ésta hay que estar dentro de la ley y para ello hay que presentar todos los requisitos que requiere la ley. Somos una organización de tercer grado que representa a las cámaras y ésta a
sus socios. Lamento decirlo que no podemos cumplir la función que debe cumplir el Estado.

SC: – ¿Qué tecnología tienen los aviones?
CA: – Los aviones tienen equipos de última generación y un alto porcentaje diseñados en Argentina, sistema s para romper la gota con más precisión y calidad, sistemas de guiado satelital y de corrección tanto del peso específico como el control del destino y la deriva de la gota. Una aplicación terrestre o área es eficiente cuando un porcentaje mayoritario de gotas da en el blanco, tanto en la cara como el envés de la planta. Para lograr una gran cantidad de gotas en el blanco se hace más eficiente la aplicación, por eso con el sistema vuelo y la aplicación de la gota hacia abajo genera eficientes. Como aeroaplicadores hemos logrado mayor eficiencia en la cantidad de gotas en el blanco por el guaido satelital y el manejo y control de la gota.

SC: – Hay mucha gente que sigue “demonizando” a la aplicación con aviones…
CA: – La gran desventaja que tiene el avión es que se lo ve de lejos y la perspectiva es cuasi irreal. Nos pasa que estamos aplicando en un campo en un punto específico del GPS marcado y el vecino dice “están aplicando en mi campo” y el avión está pasando a 1.000 metros. Además, los aeroaplicadores somos el eslabón más débil de la cadena porque somos pocos. También hay una creencia generalizada de que el dueño de un avión tiene dinero y quien tiene avión aeroaplicador arriesga todo su capital. Es una cuestión de perspectiva, porque la persona que está arriba de un avión arriesga su capital, su vida para hacer una aplicación en un alimento que estará en la mesa de quienes dicen que el avión mata, mientras comen esos alimentos o usan biodiésel. Es muy fácil demonizar.

SC: – ¿Por qué todavía no hay una ley de aplicación de fitosanitarios para todo el país?
CA: – Hace 12 años fuimos combatidos duramente, ahora pensábamos que venía una primavera para el agro, pero no está en la urgencia de los gobiernos establecer reglas claras, no nos apartamos de las generales de un país subdesarrollado donde las reglas
claras son imposibles y cuanto más difusas benefician a más gente. Entendemos eso porque evidentemente si se clarificaran las distancias, dejaría de haber concejales de pequeñas distancias rayanas en el ridículo. Sin embargo cualquiera dictamina las distancias a aplicar. Legislemos sobre los productos, puede parecer letánica la queja, pero además de enfrentarnos a la meteorología, a las condiciones, la navegación aérea también nos enfrentamos a nuestros pares como integrantes de las cadenas de productores de alimentos que consumimos día a día. Muchas veces ponemos en riesgo nuestra vida y capital para defender los alimentos que consumen las personas que nos condenan.

Por Luis Machado para Super CAMPO.

Los aviones aplicadores de agroquímicos cuentan con tecnología que les permiten pulverizar con gran eficiencia.
Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *