Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Biotecnología

23/04/2018

Trigo y soja que resisten la sequía

Se trata de cultivos con el gen HB4, desarrollado por investigadores argentinos del CONICET. En el caso del cereal, se espera la aprobación de la Dirección Nacional de Mercados Agropecuarios y en el de la oleaginosa de China.
Con la tecnología HB4 las plantas tienen una tolerancia superior en periodos de sequía y un rinde mucho mayor. Como diferencial este gen mejora la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés, sin afectar su productividad.

El CONICET presenta el trigo y la soja resistente a sequía. En el contexto en que la sequía es un tema preocupante, para los productores, investigadores argentinos lograron presentar variedades de soja y trigo con la resistencia a esta adversidad climática.

Con la tecnología HB4, las plantas tienen una tolerancia superior en períodos de sequía y un rinde mucho mayor. Como diferencial este gen mejora la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés, sin afectar su productividad.  “Eso no quiere decir que estas plantas crezcan en el desierto. Ningún ser vivo puede vivir sin agua, lo que hace esta tecnología es permitirles tolerar un lapso de tiempo mucho mayor con una ingesta de agua menor a lo largo de todo su ciclo de vida y una pérdida de rendimiento menor”, explica la doctora Raquel Chan, investigadora superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y directora del Instituto Agrobiotecnológico del Litoral (IAL, CONICET-UNL).

Chan es la directora del equipo que logró este gran paso biotecnológico.  En el caso del trigo HB4, si bien ya se han logrado los dictámenes favorables tanto de Conabia como de Senasa, su liberación depende de la Dirección Nacional de Mercados Agropecuarios, que analiza el impacto comercial de ser el primer país en el mundo en liberar un trigo de estas características.

Para el caso de soja HB4 en este momento se está a la espera de la aprobación en China porque hay un convenio internacional por el cual ninguna soja transgénica puede salir a la venta en Argentina si China no hace su aprobación en nuestro país, porque es nuestro principal importador.

Fuente: Aapresid

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *