Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

10/03/2018

Bioestimulantes: una herramienta para crecer en rinde por hectárea

Todavía no son de adopción masiva pero los productores empiezan a ver el beneficio de su sinergia con los productos tradicionales. Los ensayos de Arysta con Aapresid se obtuvieron 410 kilos extra del cereal por hectárea.
Campaña 2017/18. Comercialización de granos incrementó respecto al mes pasado.

Los factores abióticos están a la orden del día con tanta sequía, estrés y excesos de humedad, y los cultivos pueden mostrar aumentos de rendimiento por hectárea si se aplican estos productos antiestresantes en compañía con los productos químicos
tradicionales. Sin embargo, todavía los productores no conocen mucho esta herramienta que potencia la productividad de las plantas.

Algunas empresas le están otorgando un rol importante en su portafolio de productos, como es el caso de Arysta LifeScience. En una charla con PERFIL, Rafael Olivella, Coordinador Pronutiva de la marca, explicó la estrategia que adoptan: “Trabajamos con herbicidas tradicionales pero también con biosoluciones porque buscamos posicionarnos en lo que más desvela a los productores que es lograr los mayores niveles de productividad por hectárea”, detalló.

“En Arysta tenemos un programa que se llama Pronutiva que -justamente- vincula protección con biosoluciones. De la mano del problema que trajeron las malezas resistentes que fueron sacando herbicidas de los baúles a dónde habían sido relagados en su momento por el glifosayo, el volver a usar esos herbicidas más antiguos ha llevado a que se produzcan situaciones de fitotoxicidad”, indicó Olivella.

“En trigo por ejemplo, evaluamos la aplicación del fungicida Evito T Mix con el Biotrón Plus y obtuvimos una tasa de retorno de 2,4 a 1”, analizó. Desmenuzando un poco los números, el coordinador del programa Pronutiva indicó algunas cifras de referencia para
entender ese número. “Se obtuvo un diferencial de 410 kilos por hectárea sobre el manejo tradicional de la zona que sólo incluyó un fungicida. El precio pizarra considerado al momento de la cosecha fue de 183 dólares por tonelada, y el costo de la tecnología se situó entre 30 y 32 dólares, aproximadamente”, y destacó que este puede variar de acuerdo a las dosis o las frecuencias de aplicación de los productos.

Archivado en: ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *