Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

15/03/2017

Los productores evalúan volver a retener soja

Es por la tónica bajista en el valor del poroto, la inflación y el tipo de cambio. Apostarían al maíz y a tomar créditos en dólares.

Los productores de soja mantienen su intención de retener su cosecha ante la tónica bajista que ofrece la estabilidad cambiaria y el valor del poroto, a u$s253 en la posición de septiembre, por lo que la prioridad será vender maíz y evaluar la toma de créditos en dólares para obtener liquidez.

“El productor sojero no está tan conforme” con la condiciones que ofrece el mercado oleaginoso, admitió Guillermo Mouliá, analista granario de la firma Guardati Torti.

Según Mouliá, más allá de los precios granarios y la perspectiva exportadora, la producción está evaluando cuál será el impacto que tendrá el encarecimiento del flete tras la cosecha gruesa, ya que el pedido del transporte exhibiría un alza de “40% interanual”.

En informes de Globaltecnos, del analista Sebastián Gavalda, se explica que la comercialización de soja y maíz estará signada por los buenos volúmenes obtenidos en Brasil y la Argentina, hecho que promueve -al menos desde hace 15 días- a la baja el valor de estos commodities, principalmente la oleaginosa.

Y allí la situación que ofrece el tipo de cambio que reporta el dólar estadounidense en ambos países del Mercosur provoca hoy un recorte en las ganancias esperadas por la producción al momento de concretar la siembra gruesa.

Gavalda reconoce que el productor optaría por concretar ventas de trigo y maíz para financiarse y evaluar en detalle la performance que ofrecerá la soja, que lo llevaría a retener hasta obtener una mejora en su precio.

En las últimas semanas, el valor de la soja no logra quebrar la tónica bajista, al situarse ayer en los u$s363 en Chicago y u$s246,8 en Rosario para la posición de mayo y en u$s253 para la referencia de septiembre.

Según Mouliá, esto condicionó hasta aquí la decisión de venta del productor sojero de la cosecha nueva, cuya trilla cobraría fuerza dentro de un mes.

La siembra gruesa comenzó con un valor propuesto de u$s270 y u$S155 para avanzar con las coberturas de soja y maíz respectivamente, y hoy el agricultor se encuentra con valores de mercado que rondan los u$s245 y u$S150, “cosa que demasiado no conforma”, reconoció Mouliá.

Señaló que a esto también se le debe agregarle cuestiones que evalúa el productor y que distorsionan sus costos: la inflación (con un encarecimiento del flete que rondaría un 40% interanual) y la estabilización que ofrece el tipo de cambio, con una cotización para el dólar que no supera los $16, cuando en el campo se apostaba a que estuviera por arriba de esa paridad.

FUENTE: DyN

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario