Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

11/01/2017

La lluvia no cesa en el noroeste bonaerense

La zona sigue castigada por las precipitaciones. Gran parte del núcleo agrícola recibió en cerca de tres semanas unos 500 milímetros.
Localidad de Piedritas, en General Villegas. FOTO: Facebook.

El noroeste de la provincia de Buenos Aires, especialmente el municipio de General Villegas, vuelve a sufrir anegamiento de campos, pueblos y rutas producto de las lluvias registradas en las últimas dos semanas, las cuales provocaron también millonarias pérdidas en el sur y centro-oeste de Santa Fe.

La Sociedad Rural de Villegas informó que por las fuertes precipitaciones registradas el domingo se inundaron las localidades de Piedritas, Santa Eleodora y Santa Regina, hecho que provocó la evacuación y el corte de caminos de acceso.

Según datos difundidos por Defensa Civil del partido de Villegas, la mitad del distrito, es decir unos 3.600 kilómetros cuadrados, están anegados, hecho que dificulta el tránsito por los caminos rurales y el acceso de la maquinaria necesaria para habilitar un canal secundario que posibilite el desagote de aguas.

Según los datos aportados por la Bolsa de Comercio de Rosario, gran parte de la zona núcleo recibió en cerca de tres semanas unos 500 milímetros, hecho que -de acuerdo a datos promovidos por el gobierno de Santa Fe- provocó pérdidas por unos u$s780 millones.

Allí no sólo se afectó la actividad en los establecimientos ganaderos del sur y centro-oeste provincial, principalmente los tambos, sino también el desarrollo de cultivos gruesos recientemente implantados como soja, maíz y girasol.

En localidades como Labordeboy se acumularon unos 130 milímetros en pocos días, mientras que en General Pinto y también en Lincoln se constató un registro de lluvias que alcanzó los 80 milímetros.

En Santa Fe, el gobierno del socialista Miguel Lifschitz calculó -a instancias del entrecruzamiento de datos entre varios ministerios- que se afectaron cerca de 1 millón de hectáreas cultivadas o ganaderas por las intensas lluvias registradas en las últimas dos semanas.

Allí, las autoridades del Ministerio de la Producción consideraron que el problema climático que afectó a los campos santafesinos será acompañado con pérdidas económicas, con la obtención de rindes bajos o muy malos y la posibilidad de tener que replantar.

Según los datos difundidos por Santa Fe, las últimas lluvias pusieron nuevamente en jaque a la lechería provincial, por lo que se estima que unos 869 tambos deberán paralizar su actividad al menos por un mes, con una pérdida de 1,5 millón de litros diarios.

FUENTE: DyN

Archivado en: , , , , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario