Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

10/01/2017

Bajó la hacienda pero subió el precio en góndola

El informe mensual de Ciccra indicó que los valores en mostrador aumentaron en diciembre, en contraposición a lo ocurrido con el ganado en pie. Balance 2016 de las entidades.

La carne vacuna, cuyo consumo volvió a caer a 57 kilos anuales por habitante, terminó diciembre con un alza en sus precios de góndola pese a que el valor de la hacienda para faena retrocedió en el último trimestre.

Así lo indicó la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra) en su informe mensual, donde se indicó que “entre noviembre y diciembre del año pasado, todas las carnes exhibieron alzas de precios en el mostrador”.

Se suscita, entonces, un hecho inconexo, ya que la carne vacuna experimentó un alza de casi un 1% en el cierre del año, al igual que la aviar y porcina, que subieron un 2,6% y 2,5%, respectivamente, mientras que en el mercado de hacienda los valores retrocedieron en el último bimestre.

Según Ciccra, en 2016 el valor promedio de los cortes vacunos subió a un ritmo “muy similar al del nivel general de precios al consumidor, es decir a un promedio de 40,8%, mientras que el pollo aumentó un 44,5% anual, y la carne de cerdo ajustó un 25,2 por ciento”.

Balance 2016

La faena bovina registró durante el 2016 una caída de casi 5%, al tiempo que los embarques al exterior se incrementaron un 12% interanual. Se estima que las exportaciones podrían crecer hasta 80% durante el 2017.

Estos conceptos surgen de los datos elaborados tanto por el Senasa como por entidades que nuclean a frigoríficos como Fifra (Federación de Industrias Frigoríficas) y Ciccra.

Según Fifra, la faena durante todo el 2016 exhibió una caída interanual de 5%, con un nivel de participación de 42% de hembras, tendencia que sigue en baja a instancias de la decisión de los criadores de quedárselas.

También la entidad suscribió lo expuesto por la Mesa de Carnes, que concluyó que la producción de todas las carnes alcanzaría un récord de 5,9 millones de toneladas durante el 2017.

Con este volumen, el consumo interno dispondrá de 5,1 millones de toneladas, es decir unos 120 kilos anuales por habitante, cifra similar a la empleada durante el 2016.

Según el informe, el volumen que quedará disponible de carne vacuna y aviar para las exportaciones representa un crecimiento del 80% y permitirá agregar valor en origen, un ingreso adicional de divisas por u$s1.500 millones, generar nuevos puestos de trabajo e incrementar la recaudación de impuestos por parte del Estado.

Por su parte, Ciccra afirmó que el 2016 cerró con una producción de 2,6 millones de toneladas de carne bovina, cifra que experimentó un recorte de 2,2% interanual, descontando además que el 92% de dicha producción tuvo por destino abastecer al mercado local.

Mientras que en las góndolas el año cerraba con alzas y una caída interanual de 3,2% en el consumo por habitante, el kilo vivo de la hacienda registró en diciembre un valor promedio de u$s1,509 ($22), cifra que ofrece -según Ciccra- una merma de 4,6% respecto al valor abonado en noviembre y de 12,4% al precio pagado en septiembre.

También el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) expresó que los embarques de carne vacuna ofrecieron un incremento de 12% en los primeros once meses del año, en tanto que para el Ministerio de Agroindustria en 2016 se cumplió con el envío de 231 mil toneladas res con hueso.

FUENTE: DyN

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

3 pensamientos en “Bajó la hacienda pero subió el precio en góndola”

  1. en el trimestre octub. nov. diciem. la carne vacuna en pie bajo de un promedio de venta de 29.16 $ x kg a 26.97 x kg la carne en góndola debería bajar un 10 %

  2. Es igual que con el petróleo y combustibles.
    Si baja el precio del barril o el ganado en pie, sube la nafta o el precio de la carne.
    Cuando baja el precio del barril p del ganado, también suben, y alguien amplia el margen de beneficio.

Deja un comentario