Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

06/01/2017

Arándanos: polémica en puerta

Apama objetó la resolución de Trabajo de fijar el jornal de los cosecheros en 25 kilos. Y apuntó que una medida de la AFIP, oficializada un día antes, contradice esta decisión.
Producción de arándanos.

Los productores de arándanos de la localidad entrerriana de Concordia objetaron la decisión del gobierno nacional de establecer un tope de 25 kilos diarios por cada cosechero, cifra que representa la mitad de la que se podría obtener en temporada de recolección, por considerar que deja fuera de mercado al sector.

Así lo indicó Omar Chiarello, presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (Apama), quien consignó que “adherir a esta decisión significaría sencillamente quedar afuera de competencia en los mercados internacionales”.

De esta forma, los productores de arándanos del noreste entrerriano resistieron la decisión adoptada por la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) del Ministerio de Trabajo de la Nación, a través del a resolución 236 de diciembre de 2016.

La CNTA -a instancias del pedido realizado por la Uatre- estableció las condiciones de trabajo de los cosecheros de arándano y determinó que el jornal diario de trabajo contempla la recolección de 25 kilos.

“Esta cantidad apenas roza la mitad de lo que se cosecha en temporada alta, en los meses de octubre y noviembre”, explicó Chiarello a través de un comunicado.

Según el presidente de Apama, la jornada de trabajo permite la recolección de un promedio de 40 kilos diarios de arándanos, y esos 25 kilos significarían que el trabajador no llegaría ni siquiera a su media diaria. Toda esta situación, explicó, atenta contra los arándanos concordienses, que de efectivizarse la medida no podrán volver a competir en el reñido mercado internacional, que ya el año pasado trajo dolores de cabeza al sector ofertando bajos precios de compra para la fruta que se exportaba desde la Argentina. Con esta decisión del gobierno nacional, apuntó Chiarello, se terminaría de hundir el repunte del sector que se esperaba para este año.

Por otra parte, desde Apama recordaron que un día antes de la adopción de esta medida, el 28 de diciembre, la AFIP, otro organismo nacional, emitió otra resolución (3967) que establece el Indicador Mínimo de Trabajo (IMT) para la actividad de producción y empaque de arándanos. El organismo, basado en una investigación del INTA en sus estaciones de Concordia (Entre Ríos) y Obispo Colombres (Tucumán), estableció que el jornal equivalía a 40 kilos cosechados, mucho más cercano y real a lo que viene siendo la actividad en los últimos años, tanto en la Mesopotamia como en Tucumán y Buenos Aires, las tres regiones productoras de arándanos del país.

“Es curiosa esta disputa entre resoluciones de organismo nacionales. Demuestra que no hay un trabajo coordinado y que la medida del Ministerio de Trabajo contradiciendo lo que dice la AFIP responde más a intereses políticos, devolviendo favores quizás, que a regular seriamente las condiciones de trabajo de nuestra actividad, como lo venimos pidiendo desde hace años”, concluyó Chiarello.

 

Archivado en: , , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *