Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

19/01/2017

Apicultura: balance 2016

Representantes del Senasa y del Ministerio de Producción entrerriano mantuvieron un encuentro en el que analizaron las medidas aplicadas el año pasado y el panorama futuro.
FOTO: Senasa.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y el Ministerio de la Producción de Entre Ríos definieron acciones comunes para fortalecer la actividad apícola provincial, respecto de la sanidad de las colmenas y las medidas de prevención para evitar el ingreso del pequeño escarabajo de las colmenas (PEC).

Las medidas de acción fueron acordadas durante un encuentro celebrado a fines de diciembre pasado en la sede de la Dirección de Ganadería provincial, en la que participaron su titular, Exequiel Alvarenque; la directora de Producciones Pecuarias Alternativas del Ministerio de la Producción de la provincia, Noemí Altamirano; y el coordinador de Sanidad Animal del Centro Regional Entre Ríos del Senasa, Cristian Gómez.

El representante del Senasa informó que durante 2016 se trabajó metodológicamente en la confección de las encuestas apícolas y en la implementación del plan sanitario provincial obligatorio para todos los productores. Además, se coordinaron las inscripciones en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) de los apicultores inscriptos en el Registro Nacional de Productores Apícolas (Renapa).

En otro orden, los funcionarios analizaron los movimientos de colmenas de la provincia mediante el Documento de Tránsito Electrónico (DT-e) hacia provincias vecinas, y el desarrollo de un laboratorio de referencia para la actividad, además de los muestreos de loque americano y varroasis y el monitoreo de las colmenas para prevenir el ingreso del pequeño escarabajo de las colmenas (PEC), tarea realizada por técnicos del Senasa y de la provincia de manera conjunta.

Actualmente hay trabajos similares en los departamentos de Federación, Concordia, Colón, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú y de monitoreo en colmenas centinelas para la detección del PEC.

Asimismo, el Senasa y el gobierno entrerriano analizaron las consecuencias que arrojó para la actividad apícola las precipitaciones e inundaciones que afectaron a la provincia durante el año 2016.

El fenómeno climático complicó el panorama económico para todas las actividades productivas entrerrianas, por lo que el gobierno provincial gestionó subsidios para ayudar a los productores damnificados por la emergencia agropecuaria.

FUENTE: Senasa

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario