Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

28/01/2017

Ahora los molinos van por trigo de baja calidad

Es porque la salida del sector exportador del mercado les quitó presión. "Hay productores que están arrepentidos de haber hecho cereal de alta proteína y gluten", dijo Aaprotrigo.

La salida del sector exportador del mercado triguero le quitó presión a los molinos, que actualmente optan por la compra del trigo de menor calidad, lo que da paso a una plaza más acotada para la comercialización del cereal disponible.

“Hay productores de trigo que están arrepentidos de haber hecho un cereal de alta proteína y gluten. Hoy el mercado triguero se está empezando a secar y la oferta empezó a diluirse un poco”, comentó Raúl Maestre, tesorero de la Asociación Argentina Pro Trigo (Aaprotrigo), al evaluar la situación que ofrece el mercado granario local.

Según el especialista, si bien desde mediados de diciembre se constató una interesante demanda exportadora, esta tónica decaerá con la necesidad de las empresas de centrarse en la toma de posición en granos gruesos, hecho que dejaría al mercado triguero con “pocos jugadores”.

Las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires ofrecen un valor de u$s168,5 para el cereal disponible, mientras que para marzo el valor trepa a u$s170 por tonelada y la posición de septiembre próximo ofrece un precio de u$s183.

La movida exportadora permitió que el precio del cereal se incrementara hasta un8% en las últimas semanas, mientras que los molinos optaron por hacerse de lotes de menor calidad al tiempo que fogoneaban la venta de harina a Brasil.

Si bien los valores de la harina de trigo podrían tener una mejora en marzo próximo, actualmente los molinos optan por restringir compras de granos al aducir que les falta rentabilidad en su actividad.

Desde el Ministerio de Agroindustria se descuenta que durante el 2017 la exportación de trigo pan podría registrar un incremento interanual de 15%. Jesús Silveyra, subsecretario de Mercados Agropecuarios, indicó: “Ya hemos colocado la mitad del saldo exportable de trigo pan de la presente campaña 2016/17, ya que se llevan registradas más de 5 millones de toneladas de declaraciones de venta al exterior”.

Según las últimas estimaciones realizadas por la cartera, la producción rondaría las 16,5 millones de toneladas y se contaría además con un saldo inicial del ciclo anterior de unas 400 mil toneladas.

Con un consumo interno de 6,5 millones de toneladas, el saldo exportable para Agroindustria rondaría los 10 millones de toneladas, cifra que significaría -según la previsión oficial- un 15% mayor que la registrada durante la anterior campaña, que ascendió a 11,2 millones.

Cayó el costo de exportación

El costo de exportación para el trigo registró una caída del 80% desde enero de 2016, tras haberse recortado así la brecha existente entre el valor de exportación del cereal y el precio que recibe en el orden doméstico, que se rige por su cotización en Chicago.

El dato surge de una evaluación realizada para la Bolsa de Comercio de Rosario por la especialista Emilce Terré, que da cuenta de una mejora producida en el valor interno del trigo conformada, entre otras cuestiones, por las medidas adoptadas por la gestión de Mauricio Macri.

Según el estudio, el valor FOB del trigo colocado en la bodega de un buque cayó casi 15 dólares por tonelada en el último año, mientras que el precio FAS (es decir, el valor de referencia local sujeto al Mercado de Chicago) subió 30 dólares, hecho que permitió que cayera la diferencia entre sus cotizaciones en un 80 por ciento.

En lo que respecta al precio de exportación (o FOB) de estos granos, la bolsa rosarina indicó que su valoración se redujo de u$s61,5 por tonelada en enero de 2016 a un precio de u$s12 en esta última semana.

El informe refirió que la reducción en esta brecha tiene que ver, entre otros factores, con la eliminación dispuesta en los derechos de exportación y la caída del sistema de ROES, con lo cual “el productor vio mejorar su participación en la renta agrícola”.

El valor FOB refiere al precio del grano ya puesto sobre el buque que lo llevará a su destino de exportación, en tanto que el FAS tiene que ver con la valorización que recibe la mercadería puesta en la planta del comprador y que se rige, pese a estar en el ámbito doméstico, según un mercado de referencia como es su cotización en Chicago.

Por eso, el informe de la Bolsa rosarina ponderó el recorte de 80% que refirió el costo de exportación del trigo desde enero de 2016, a instancias de las diferencia que exhiben actualmente el grano según su condición FAS y su posición FOB.

FUENTE: DyN

Archivado en: , , , , ,

 

 

Deja un comentario